Murió con una sonrisa en sus labios, pero dejo una nota a sus parientes para ordenarles esto

Normalmente, aquellas cosas relacionadas con la religión no son tendencia en las redes y tampoco son del agrado de todos. Sin embargo, la historia del día de hoy es la excepción. Lo que sucedió en ella ha inspirado a muchos corazones.

Es por esta razón que hemos decidido darle un lugar en nuestro espacio y esperamos que todos lo respeten. Como sabemos, una muerte siempre es una noticia muy lamentable para cualquier persona. En esta ocasión, queremos hablarte de la muerte de la hermana Cecilia María.

Cecilia María era una monjan que vivía en el monasterio de Santa Teres y San José de Santa Fe, en Argentina. La cuenta de Facebook que hizo publica su muerte fue Curia Generalizia Carmelitani Scalzi. Lo hicieron para darle honra e inspirar al mundo.

Aunque la monja murió, sus ultimas palabras tienen un mensaje muy inspirador. Esta fue la razón por la que su historia se hizo viral. Luego de muchos años de fiel servicio, la monja fue diagnosticada con cáncer de pulmón. A pesar de eso, nunca dejó de mostrar amor a quienes estaban en su alrededor ni de realizar su fiel labor.

Sus inicios como monja

La monja vivió varios años en un monasterio en compañía de otras hermanas. Ella dedicó su vida entera a la oración y al servicio de Cristo. Además, disfrutaba de tocar el violín y ayudar a los demás. Algunas cualidades que la caracterizaban eran la dulzura y la bondad. Además, siempre tenía una actitud positiva ante la vida y una gran sonrisa en el rostro.

A la tierna edad de 26 años realizó sus primeros votos como carmelita Descalza, reafirmando en el 2003.

Ya desde muy pequeña sabía lo que quería hacer con su vida. Ella quería ser monja y andar en los caminos verdaderos de Dios. De hecho, se tomó tan a pecho su vocación que su ultimo aliento se lo dedicó a Dios.

Para enero del 2017 fue diagnosticada con cáncer. Por supuesto que esta fue una terrible noticia para la monja. Sin embargo, no dejaría que eso le impidiera cumplir con su servicio.

Poco después, el cáncer en la lengua se le extendió hacia los pulmones. Por eso, con tan solo 43 años de edad, la monja perdió la vida sin vuelta atrás.

Mientras estuvo enferma, no le importó lo mal o débil que se sintiera, ella siempre tenía una gran sonrisa en la cara. Todo aquel que la visitaba al hospital salía con mas animo y fuerza. Sus últimos días los pasó en calma, rodada de enseñanzas bíblicas, consejos, sonrisas y buenas conversaciones. A pesar de todo, nunca abandonó su vocación, siempre fue fiel y devota.

Su último deseo

Algunos afirman que, en cierta ocasión, se mostró emocionada por su futuro encuentro con Dios. De hecho, ella dejó escrito en un papel su ultimo deseo. Su deseo era el siguiente:

“Estaba pensando en cómo quería que fuera mi funeral. En primer lugar, quiero que oren, después que hagan una gran fiesta. ¡No se olviden de rezar, pero tampoco de celebrar!” La actitud que mostraba ante su situación en la vida ha tocado muchos corazones y ha sido un gran ejemplo.

La siguiente fotografía de la monja ha causado gran conmoción. La misma fue tomada 3 días antes de morir. Aun así, se la puede ver con una gran sonrisa en el rostro, aunque estuviera muy débil. Todo parece indicar que en realidad estaba muy emocionada por su futuro encuentro con Dios.

De esta historia podemos extraer una gran lección: “Ahora es el momento de comenzar a vivir al máximo”. Esta monja se dedicó en cuerpo y alma a su vocación y tú debes hacer lo mismo. Antes que sea demasiado tarde, comienza a vivir lo que siempre has soñado. Si piensas que esta monja puede servir de ejemplo a otros, comparte su historia en tus redes sociales.